Diferencia entre labioplastia y cirugía vaginal

Es común que muchas mujeres, sobre todo aquellas que ya han experimentado un parto o el paso de los años, quieran sentir sus músculos vaginales y el aspecto de sus genitales como antes, la cirugía estética tiene una solución para eso: Labioplastia y Cirugía Vaginal.

Aquí es donde comienzan las preguntas, ¿cuál es la diferencia entre una y otra?, ¿cuál podría ser el procedimiento ideal para ti? Encuentra las respuestas a continuación.

 

¿Cuál es la diferencia entre una Labioplastia y una Cirugía Vaginal?

  1. Causa: la Labioplastia es un procedimiento cosmético en los labios; se puede realizar en los labios mayores (los «labios» vaginales externos más grandes) o en los labios menores (los labios más pequeños y más internos).

Este procedimiento a menudo se elige porque las mujeres tienen labios internos que se extienden más allá de los labios mayores, y no parecen tener un aspecto estético.

  1. Estética: a diferencia de la Cirugía Vaginal, la Labioplastia tiene un enfoque mucho más estético, sin embargo, existen casos en los que este procedimiento ayuda a tener una vida mucho más cómoda o a evitar infecciones a causa de tamaños desproporcionados en los labios vaginales; reduciendo entonces con esta técnica el tamaño de uno o de ambos, o para hacerlos simétricos.

 

Es raro que se lleven a cabo éstos por separado y en momentos diferentes;  es común que se realice una Labioplastia junto con una Cirugía Vaginal, ya que ambos se complementan como tratamientos completos de rejuvenecimiento vaginal.

 

Entonces, ¿cuál deberías de considerar?

Todo dependerá de lo que estés buscando; para que entiendas mejor el propósito de una y otra, la Cirugía Vaginal es un procedimiento a través del cual se vuelve más estrecha la vagina, como antes de experimentar un parto o el paso de los años.

Si te sientes identificada con algunas de las siguientes situaciones, es posible que un tratamiento completo de rejuvenecimiento vaginal sea una opción para ti:

  • Haz experimentado embarazos, pérdida de peso considerable o envejecimiento que han hecho que tu vagina se afloje.
  • Presentas molestia o dolor al llevar a cabo algunas de las siguientes actividades: andar en bicicleta, montar a caballo o tener relaciones sexuales.
  • Estás experimentando incontinencia urinaria y buscas un procedimiento que sea a la vez correctivo y estétic
  • Buscas mejorar la estética de tu zona íntima y sentirte más segura contigo misma.

 

Finalmente, aunque tú creas necesitar una u otra, solo un médico cirujano profesional podría indicarte qué es lo que más te puede ayudar o dar los resultados que estás buscando o necesitas. Ponte en las manos de un cirujano con experiencia en estos procedimientos y sin pena, pregunta todas las dudas que tengas para que quedes satisfecha con los resultados.