Opciones y tipos de cirugía plástica de senos

Existen una gran cantidad de razones por las cuales una mujer desea mejorar la apariencia de su busto. Sobra decir que son una de las partes del cuerpo femenino que genera más atracción, y es por este motivo que contar con unas «bubis» bellas y con un tamaño adecuado es de gran ayuda para fortalecer el autoestima de una mujer. Opciones y tipos de cirugía plástica de senos

La principal razón por las que las mujeres se realizan una cirugía plástica de senos es porque consideran que sus mamas naturales son muy pequeñas. Para estos casos, el tratamiento más común consiste en la colocación de implantes de silicón para aumentar su tamaño. En la actualidad, esta operación se puede realizar de diferentes maneras, ya sea introduciendo los implantes por la orilla del pezón, por el borde inferior del seno e incluso hasta por las axilas. La zona por donde se realiza la incisión depende de la forma del seno cada paciente, y se decide con la intención de que la cicatriz sea prácticamente imperceptible. También existen opciones para aumentarlos sin necesidad de utilizar implantes, utilizando tus propios tejidos.

Sin embargo, no todas las cirugías se realizan para aumentar el tamaño de las mamas. Hay muchas mujeres que les agrada el tamaño, sin embargo, desearían que éstos estuvieran un tanto más levantados o firmes. Para estas situaciones es posible realizar un tratamiento que consiste en reposicionar los tejidos para levantar las mamas, dando mejor forma y mayor firmeza.

Por último, otro tipo de cirugía consiste en la reducción del tamaño de las mamas. Muchas mujeres cuentan con pechos excesivamente grandes y esto puede ocasionar diferentes problemas de postura y hasta dolores en cintura, hombros y espalda. Con una cirugía plástica de senos es posible obtener un busto más atractivo y que a la vez reducir muchos de los síntomas que generan unos senos excesivamente grandes. Esto se traduce en mayor comodidad belleza para la paciente.